Seleccionar página

En este año 2019 el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha incorporado a las enfermeras de los centros de Atención Primaria a la atención a procesos agudos que tienden a la resolución espontánea, previstos mediante protocolos de actuación.

Entre los síntomas agudos comunes susceptibles de valoración por las enfermeras en pacientes mayores de 7 años, se encuentran la fiebre con menos de 48 horas de evolución, determinados síntomas respiratorios (mocos, tos, catarro, síntomas gripales, molestias o dolor de garganta), digestivos (diarreas, vómitos, náuseas…) y urinarios (molestias o picores al orinar), así como ciertos problemas dentales (dolor de muelas y molestias en las encías), de oídos (taponamiento y molestias) y de la piel (heridas, quemaduras, verrugas, picaduras y mordeduras de animales, úlceras en la boca, contusiones, caídas, golpes y torceduras).

De este modo, y como se explica desde el SNS-O, se quiere dar respuesta a “uno de los objetivos contemplados en el Plan de Mejora de Calidad de Atención Primaria en Navarra, promoviendo un modelo de atención más orientado al autocuidado, prestando atención directa a pacientes con síntomas menores, procesos agudos que tienden a la resolución espontánea y situaciones que no es recomendable medicalizar y en las cuales, las actuaciones principales se enmarcan en el ámbito de la competencia de la enfermera. Se trata de una iniciativa ampliamente experimentada en otras comunidades autónomas y en otros países, que evidencia resultados muy positivos para los ciudadanos que requieren una atención inmediata para problemas de salud corrientes.

Los datos de actividad del sistema sanitario navarro, siguiendo la tendencia general en nuestro país, muestran un incremento constante de la demanda de servicios en Atención Primaria. En este contexto, el profesional médico puede encontrarse en una situación de sobresaturación, mientras que las enfermeras, en muchas ocasiones, son infrautilizadas. Así, cada vez es más evidente que los sistemas deben avanzar hacia acciones y medidas que racionalicen los recursos de los que se dispone, y el  aprovechamiento de la competencia de las enfermeras es una de las medidas más utilizada a nivel internacional en esta línea. De hecho, sendas revisiones sistemática de la literatura publicadas en el British Medical Journal en en 2002 y 2015 concluían que enfermeras con las competencias necesarias, como alternativa o como complemento a la atención de otros profesionales, eran capaces de obtener los mismos o incluso mejores resultados, además de demostrar ser un recurso mucho más costo efectivo para el sistema.

Por todo ello, desde el Colegio Oficial de Enfermería de Navarra apoyamos esta iniciativa de implantación de consultas de enfermería de atención a procesos agudos que tienden a la resolución espontánea en los centros de Atención Primaria, ya que supone un avance en el aprovechamiento de las enfermeras en el sistema; aprovechamiento que consideramos que repercute positivamente en la población y en el propio sistema sanitario. Entendemos igualmente que este tipo de medidas requieren de un conjunto de acciones de apoyo al profesional que soporta el peso de la innovación, tales como actualización de protocolos de actuación, formación en aspectos relevantes, trabajo con los equipos multidisciplinares, seguimiento de incidentes en su aplicación, etc. Desde el Colegio mostramos nuestro compromiso para el establecimiento de acciones formativas que ayuden a estos profesionales en su día a día.

 

Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra

 

Fotografía: Ariadna Creus y Àngel García (Banc d’Imatges Infermeres)

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog

Recibe semanallmente todas las actualizaciones de Enfermería en Movimiento

Hemos enviado un mensaje de verificación a su correo. Por favor, compruébelo.