Seleccionar página

El jueves 4 de mayo, durante la celebración de las XIII Jornadas de Enfermería Navarra, saltó a colación la importancia de saber venderse como profesionales de la enfermería y la utilización de herramientas de marketing por y para las enfermeras de cara a dar visibilidad a todas las competencias y tareas que desempeña la enfermería en su día a día.

Se hace cada día más imprescindible que todos y cada uno de los profesionales de enfermería sean participes de este boca-oído, y más si cabe, en estos tiempos donde la comunicación con otros profesionales y con los pacientes y usuarios de las organizaciones sanitarias, está más abierta que nunca gracias al empleo y utilización de las redes sociales y sus diferentes canales de participación.

De ahí que sea importante impulsar el buen uso de las diferentes redes sociales y la construcción de nuestra propia marca profesional, que ofrezca garantías de calidad y credibilidad a todos los usuarios y pacientes del sistema navarro de salud, y en definitiva, a la sociedad a la que nos debemos como profesionales sanitarios que somos.

¿Tienes marca profesional como personal sanitario? ¿Sabes cómo construirla? Si estás interesado en este tema, en el presente artículo nos adentramos un poco más en este concepto y analizamos qué ventajas tiene en tu ámbito profesional.

¿Qué es la marca profesional?

Pero antes de empezar a hablar sobre qué es marca profesional y cómo podemos construirla y potenciarla a través de redes sociales, tendríamos que dejar claro una definición más o menos establecida para el común de los profesionales que nos dedicamos a esto. Como ocurre con todos estos conceptos “modernos” que nos rodean últimamente, cada uno tiene su propia definición y versión sobre las cosas, y ahí está la auténtica riqueza del tema.

En 2015 tuve la suerte de ser uno de los 50 “referentes” que aportamos nuestra propia definición sobre marca profesional en el libro de Eva Collado Durán, Marca Eres Tú (Editorial Rasche, 2015):

“Marca profesional es aquello que se ha impregnado de tu esencia y que va más allá del terreno personal, salpicando todo aquello que haces en tu entorno profesional. Esta marca debe ser reconocible en la forma de hacer tu trabajo y la forma de transmitirlo, tu presencia online y offline, debe llevar ese sello personal que te hace único e irrepetible”.

Por tanto, tenemos que diseñar una estrategia y unos objetivos claros a la hora de crear nuestra marca profesional. Para ello es fundamental que en primer lugar tengamos claro qué ofrecemos, luego vendrá el reto de descubrir cómo lo ofrecemos. Es decir, la manera en la que nos comunicamos y conectamos con las personas a las que pueden servir nuestros servicios.

Términos como “marca personal” o “personal branding” parecen estar cada vez más de moda y aunque suelen ir ligados al boom de las redes sociales, realmente no es nada nuevo. Antes de la aparición de internet, nos posicionábamos en el mercado como profesionales, a través de nuestro entorno más cercano, creando y usando nuestra propia red de contactos. Actualmente con un buen uso de las redes sociales podremos ser capaces de exponer ante un público más global aquellos conocimientos y servicios en los que somos expertos, sin salir de casa.

Cuando se habla de marca personal estamos hablando de la construcción de la reputación de uno mismo, como si de una marca se tratase. El objetivo final será exponer lo que uno hace poniendo todo el énfasis en aquello que nos diferencie de los demás. Con una marca personal conseguimos crear una imagen de lo que somos, por ello la marca tiene que ser honesta y no debe mentir, ha de ser auténtica y generar empatía en su entorno.

Muchos son los beneficios de crear nuestra propia marca personal orientada hacia un objetivo profesional. Algunos de los más valorados son:

  1. Visibilidad y posicionamiento como experto en nuestro sector profesional.
  2. Distinción del resto de profesionales que pudieran ser competencia en alguna situación concreta.
  3. Ampliación de nuestra red de contactos

Es por ello que a la hora de crear tu marca personal tendrás que pensar y definir tus objetivos y elegir aquel nicho de mercado que domines, te sientas motivado y puedas estar cómodo a la hora de desarrollarlo.

Eso sí, no quieras alcanzar dicho objetivo a las primeras de cambio ya que la creación de una marca personal lleva su tiempo, así que ármate de paciencia porque tendrás que ser constante en tu trabajo.

Algunos puntos clave para trabajar tu marca profesional como enfermera:
  1. Presencia y actualización constante de las redes sociales. Recuerda que no necesitas estar en todas ellas sino sólo en aquella en la que te encuentres más cómodo o tengas mayor número de público objetivo, ya sea twitter, Facebook, Instagram o LinkedIn.
  2. Analiza tu competencia y busca la manera de diferenciarte de ellos. Sólo sabiendo qué puedes ofrecer tú como enfermera que no ofrezcan los demás, podrás llegar a crear tu marca profesional para destacar del resto de profesionales de enfermería tu sector.
  3. Participa activamente en blogs, foros y redes sociales relacionadas con la enfermería en particular y con los entornos sanitarios en general. Ya sea comentando entradas y/o aportando tus opiniones en todos aquellos debates que se generen. No tengas miedo de dar tu opinión, pero hazlo siempre desde el respeto hacia la opinión de los demás.
  4. Revisa y mejora continuamente tu plan de desarrollo de marca personal, en base a los resultados logrados. De los errores se aprende, y mucho. Ve incorporando pequeñas mejoras poco a poco, a lo que veas que te funciona, dale continuidad. Lo que no funcione o no obtengas los resultados esperados, a la basura.

 

Iñaki González Rodríguez
Gestión Sanitaria, Lean Healthcare y Gestión de Personas.
www.sobrevivirrhhe.com

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog

Recibe semanallmente todas las actualizaciones de Enfermería en Movimiento

Hemos enviado un mensaje de verificación a su correo. Por favor, compruébelo.