Seleccionar página

Hace unos meses leía un curioso artículo que venía a hablar de los hipopótamos como los animales más peligrosos para la naturaleza humana, ya que al cabo del año, gran cantidad de personas mueren a causa del ataque de estos animales.

Realmente este dato relacionado con las curiosidades del mundo animal no fue lo que captó mi atención, sino la traslación que hacían al mundo empresarial, al utilizar el término anglosajón HIPPO (Highest Paid Persons Opinion).

BIG DATA Y COMPETENCIAS DIGITALES

Y es que al parecer este tipo de perfiles en la organización pueden tener parte de culpa de los mayores desastres de nuestras organizaciones, ya que basan sus decisiones en su propia experiencia, dilatada en la mayoría de los casos, pero tal vez alejadas del día a día del negocio, y sin tener en cuenta ese tremendo potencial que ha puesto el Big Data a nuestro alcance en entornos tan inestables y cambiantes como los que nos está tocando vivir en los últimos años (también llamados entornos VUCA).

Está claro que hace falta un relevo generacional en las organizaciones, jóvenes que estén preparados y con las competencias digitales y de gestión que son necesarias para moverse en estos entornos VUCA, es necesario identificar el talento interno en las organizaciones y establecer planes de sucesión, planes de orientación y planes de carrera para que personas de la organización puedan tomar el relevo con garantías.

Pero no siempre es posible recurrir al talento interno de la organización, por lo que tendremos que echar mano de empresas especializadas en búsqueda de posiciones directivas o mandos intermedios con estas competencias digitales que garanticen que la toma de decisiones se hará de forma valiente y transparente, basándose siempre en datos.

No hace falta irse a la city londinense o la gran manzana neoyorquina, podemos encontrar empresas dedicadas a localizar y contratar talento digital para nuestras organizaciones, o incluso a detectar y sacar el mejor provecho al talento digital latente en nuestras propias organizaciones. Lo importante es que sea como sea, tenemos que ser capaces de dar una nueva oportunidad a estas generaciones digitales, para facilitar el desarrollo tecnológico e impulsar la transformación digital, tan necesarios hoy en día para garantizar la supervivencia de nuestras organizaciones.

EL SECTOR SANITARIO NO ES AJENO

Lo más importante es que todo esto no es ajeno al sector sanitario. Podemos hablar de organizaciones sanitarias que no apuestan por la transformación digital (más allá de la compra de equipos e instalaciones para desarrollar técnicas punteras para una parte específica de pacientes) y que ni mucho menos apuestan por el talento digital de los profesionales sanitarios que han sabido ver la oportunidad que nos dan las nuevas tecnologías para mantenerse formados, informados y en contacto directo con el paciente y la sociedad.

Por tanto, si queremos apostar por la transformación digital de nuestras organizaciones sanitarias debemos apostar por talento comprometido con la organización, que disponga de competencias digitales, con visión de futuro, valientes y transparentes, pero sobre todo, que no tengan miedo a tomar decisiones y a equivocarse, que huyan de aquello de la parálisis del miedo, porque nada más peligroso para una organización (sanitaria o no) que quedarse parada cuando todo el entorno se está moviendo… bueno, sí hay algo más peligroso: los hipopótamos.

 

Iñaki González Rodríguez – @goroji
Gestión Sanitaria, Gestión de Personas y Estrategia Digital de RRHH.

El Blog de Iñaki González

 

Foto: Pixabay / Geralt

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog

Recibe semanallmente todas las actualizaciones de Enfermería en Movimiento

Hemos enviado un mensaje de verificación a su correo. Por favor, compruébelo.