Seleccionar página

Hay autores que califican a la mujer como una cuidadora instintiva (Robinson, 1946) encargada durante siglos de criar, alimentar o asear. La etimología de la palabra en inglés (nurse) nos da pistas sobre la fuerte relación que existe entre el origen de la profesión y el cuidado a los demás.  Nurse deriva del latín nutricia que significa “persona que nutre”, siendo en el siglo XVI cuando se incluyó en el diccionario anglosajón para denominar a la persona que cuida de los enfermos.

Fue Florence Nightingale en el siglo XIX quien propició un cambio hacia la profesionalización de la enfermería, dejando que esta actividad abandonara el ámbito doméstico y la enfermera, no solamente fuera relegada a ser mujer, madre, ayudante de médico o empleada doméstica, sino que se le considerara una productora de actividades que fomentaban el restablecimiento de la salud.  

Otras autoras han ido desarrollando teorías y modelos de enfermería en los que la figura de la mujer ha estado siempre presente como elemento vehicular y de difusión de las actividades enfermeras y, en mi opinión, desterrando el debate sobre la variable del género masculino o femenino de manera independiente

Nuestra misión como enfermeras del presente es avanzar hacia el abandono de estereotipos de género que nos presenten como figuras de subordinación y romper con las limitaciones y los techos de cristal que frenan nuestra carrera profesional. Y hoy, en el Día Internacional de la Mujer, lo que toca es celebrar que somos enfermeras y mujeres.

 

Oihane Vieira Galán
Enfermera y licenciada en Derecho
@Ohihane
Autora del blog Mi mundo de filigranas

 

Foto: primera promoción de enfermeras por la Escuela de la antigua Residencia Virgen del Camino de Pamplona (1974-1977). Fotografía publicada en el libro “De profesión, cuidadora”, cedida por Mar Rodríguez Lusarreta.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog

Recibe semanallmente todas las actualizaciones de Enfermería en Movimiento

Hemos enviado un mensaje de verificación a su correo. Por favor, compruébelo.