Seleccionar página

Bajo este árbol de Mayahi, poblado de Níger (África), me siento junto a mi compañero Idrissa con quien voy a compartir charlas agrupadas en la serie “Conversaciones bajo el árbol de África”, que recogeré en este blog para haceros también partícipes a todas vosotras y vosotros de mis inquietudes y preguntas.

Alicia: Idrissa, en la última conversación hablamos sobre el origen de la cooperación al desarrollo, pero me dejaste intrigada al decirme que a finales de los 90 se llega a plantear la razón de existir. ¿Cómo pudo ser eso si aún había países necesitados?

Idrissa: Como te puedes imaginar fue por varios procesos. Se debilitaron los factores originales que impulsaron al compromiso de la cooperación a los principales países donantes. Por ejemplo, en Estado Unidos la desaparición del bloque socialista hizo que desapareciera su principal motivación y en los Estados de la Unión Europea el sentido de responsabilidad derivado de su antiguo dominio como metrópolis fue perdiendo fuerza.

A: ¿Y después de más de 40 años de dedicación al desarrollo, no pudo haber también algo de fatiga de la cooperación?

I: Así es, claro, estos países consideraron decepcionantes los resultados que obtuvieron. Alegaron la ineficacia de la ayuda para legitimar el recorte de una partida económica significativa para sus países.

A: Esto suena a excusa, en estos momentos estamos ya en la era del neoliberalismo y la globalización.

Con el neoliberalismo al frente, y su máxima de liberar al máximo las fuerzas del mercado, se consideraría que la cooperación no serviría para promover los factores del desarrollo, y aún podría ser un elemento perjudicial ya que interferiría en el funcionamiento de los mecanismos del mercado.

I: Pues imagínate si le añadimos el fenómeno de la globalización, que algunos pensaron que iba a ser la fórmula más eficaz para alcanzar el desarrollo, apoyando las corrientes libres de comercio, finanzas e información.

Es  en el crecimiento económico donde se pone todas las perspectivas para reducir la pobreza. Y  lo que consigue es todo menos esto, se dejó de tener en cuenta que muchos países necesitan una consideración especial.

A: Y tras todas las expectativas de la globalización, ¿cómo consideras que influyó en muchos países?

I: No tenemos más que analizar los datos: se agudizaron las desigualdades, aparecieron nuevos procesos de empobrecimiento  y, sobre todo, se fracasó en la predicción de las recientes crisis por parte de los organismos multilaterales, especialmente del FMI (Fondo Monetario Internacional).

A: ¿Es en este momento, cuando en vez de desaparecer la cooperación, se le da un nuevo enfoque? 

I: Ahí estamos, se comenzó a hablar de DESARROLLO HUMANO o Cooperación al Desarrollo, con lo que se comenzó a debatir sobre nuevos objetivos de la cooperación al desarrollo.

A mi parecer el gran cambio de énfasis fue pasar de centrar los esfuerzos en la prioridad del crecimiento y centrarlos en las capacidades de las personas.

A: Esto me suena mejor, se dinamiza más la cooperación. Hay posibilidad de mayor participación, de igualdad entre hombres y mujeres, se puede abordar la desigualdad entre países y dentro de cada país, las libertades sociales y hasta los derechos humanos.

I:: Es en este momento cuando las instituciones globales y los bienes públicos mundiales muestran un horizonte amplio de cuestiones donde la cooperación al desarrollo encuentra un ámbito propio en la construcción de una sociedad internacional más justa.

A: Gracias Idrissa, este ratico hablando contigo me ha provocado un gran sentimiento de esperanza. ¡Me gusta cómo suena el desarrollo humano y la justicia!

Seguimos otro día, y así podemos profundizar en la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

¡Inshalla ¡ ¡Si Dios quiere!

 

Alicia Beguiristain
Enfermera. Cooperante Internacional: Níger (2007-2008) y Mali (2010).

Fuentes

  • Diccionario de Educación para el desarrollo. Celorio, Gema; López de Muniain, Alicia (2007).
  • Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo. Pérez de Armiño, Karlos. Icaria y Hegoa (2000).
Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog

Recibe semanallmente todas las actualizaciones de Enfermería en Movimiento

Hemos enviado un mensaje de verificación a su correo. Por favor, compruébelo.